Multicromia

La multicromia, una tecnología
de impresión innovadora

En la era digital todas las imágenes se obtienen en el espacio de color RGB, y para realizar la impresión, es necesario transformar estos colores de RGB a CMYK. Durante esta transformación se pierden muchos colores, y en consecuencia detalles y fidelidad del original debido a que el espacio de color de RGB (fuente de luz) es mucho mayor que el de CMYK (reproducción color).

A su vez, el ojo humano es capaz de percibir más colores de los que se pueden imprimir en un impreso de alta calidad en CMYK. Es decir, con los métodos habituales de impresión, no podemos reproducir en un impreso todos los colores que captan nuestros ojos. Esta limitación nos estimuló para investigar la forma de ofrecer una mejora del color que se obtiene en estos impresos.

En Agpograf queríamos dar respuesta a esta pregunta: ¿qué podemos hacer para avanzar hacia un producto diferente? y nos propusimos un nuevo reto: ¿por qué no imprimimos directamente en RGB? y, así: ¿por qué no imprimimos sin necesidad de transformar a CMYK, plasmando de esta forma todos colores de la imagen original?

Éste fue el comienzo de nuestra aventura. Por supuesto, este objetivo planteó muchos problemas que se debían resolver, empezando por el hecho que una pantalla es luminosa y el papel sobre el que se imprime es opaco. Pero aún así, hemos conseguido poder imprimir casi todo el espacio de color del RGB e incluso hay zonas en las que podemos ofrecer mayor cantidad de colores de los que tiene el RGB, tal y como muestra el gráfico.

la impresión“RGBaRGB” o multicromia, consigue, de este modo, aumentar notablemente el espectro de color

Después de un año de trabajo, habiendo realizado infinidad de pruebas y ensayos, se ha conseguido implementar de forma exitosa la impresión “RGBaRGB” o multicromía, consiguiendo de esta forma, aumentar notablemente el espectro de color que se puede reproducir. Colores que hasta ahora parecían imposibles de conseguir con la impresión en CMYK, ahora es posible reproducirlos sin ningún tipo de problema.

Además, queríamos añadir un plus de calidad adicional a la impresión de “RGBaRGB” o multicromía. Para ello se optó por utilizar la trama estocástica de 20µm (micrones), mejorando así la calidad del impreso final.

Así pues, hoy podemos afirmar con certeza que hemos realizado un gran paso tecnológico, permitiendo mejorar el resultado de la impresión actual hacia un nuevo concepto en la calidad del producto impreso, mejor contraste, nitidez, luminosidad, profundidad y sobretodo fidelidad al original.